viernes, 12 de junio de 2009

Capitulo 8: malentendido


Edward y yo estuvimos de acuerdo en que visite a los cullen solo los sábados y dias festivos como cumpleaños, entre otros acepte de buena gana pero lo segundo fue algo que tuve que discutir…
-¡no!-le grité super fuerte- no, no, no y no, ¡no voy a ir!
- ¿por que?- me dijo con la carita de ángel- ¿Qué le ves de malo en visitar a tu madre? Además según me has dicho su cumpleaños es dentro de dos semanas
- ¡no iré a estados unidos!- grité-¡y tu no puedes mover ni un dedo para moverme de aquí!-se lo grite en la cara mientras arqueaba las cejas- puedo rogarle a la doñita, marina, esme, Alice y emmett y ellos no me dejaran ir…
-lo harán si yo se los pido- me miró con cariño, pero dudó al decirme esas palabras.
-no, no lo harán- sonreí y me volví de espaldas a él – asi que ni se te ocurra llevarme a casa de mi madre ¿oíste?
-ya, ya, ya tema olvidado-susurró atrayéndome de espaldas a sus brazos- ¿adivina que día es hoy?- sonreí y me di vuelta le bese en la nariz y le saque la lengua, la luz y la diversión brillaron en sus ojos de pronto…
-¡hoy es sábado!- aplaudí de felicidad- hoy voy a ver a Alice-sonrió sabia que le agradaba la idea de que yo fuera la mejor amiga de Alice, más competitiva que emmett y más tranquila que jasper.
-bueno si es sábado y si vas a ver a Alice pero no adivinaste que día era- me hizo un pucherito con el labio.
-¿acción de gracias?-dije inocentemente, sabia a lo que se refería con lo del día. Hoy cumplíamos dos meses como pareja y yo le tenía un regalo muy especial…
-no tontita… no puedo creer que lo hayas olvidado las parejas siempre lo recuerdan en especial las mujeres-se decía con tristeza, me volteé y abrí mi cajoncito estaba ahí… el prendedor de mi padre, el símbolo de mi familia, un corazon atravesado por dos espadas, lo saqué y lo apretujé en mi mano, me acerqué con cuidado a Edward y le ordené…
-cierra los ojos-él muy obediente lo hizo y le puse el prendedor en el abrigo que llevaba- ábrelos-ordené nuevamente, sonreí –“feliz aniversario”-susurré antes de besarlo…
- ¡¡¡no lo olvidaste!!!- gritó muy feliz y empezó a dar saltitos de arriba para abajo de puro entusiasmo.
-claro que no, tontito, como olvidarlo con tantas conversaciones con Alice sobre el tema- sonreí y le mostré el prendedor, Edward lo miró detenidamente, luego me tomó de la mano delicadamente y salimos de mi habitacion juntos como lo hacíamos desde hacía una semana, pasamos por el cuarto de marina y el pequeño Walter salió volando para abrazarme y después me susurró un “que tengas un bonito aniversario” le sonreí y Edward comenzó una risa baja, luego me cogió de la cintura diciendo “tranquilo Walter la traeré antes de las doce con todo y sus zapatos” le pegue un codazo que me hizo ver estrellas y sonreí para disfrazar el dolor; salimos de ahí y nos dirigimos a casa de Edward, donde nos esperaban a la puerta Carlisle y Esme muy sonrientes
- buenos dias bella-dijo sonriente Carlisle
-buenos dias Carlisle- dije tímida apretando levemente el brazo de Edward, no era que no me agradara era que me daba vergüenza ir a casa de mi novio a pasar nuestro aniversario, yo me sentía algo extraña esa mañana, pero aun no sabía la razon exacta de porque…


Nos invitaron a pasar y lo hicimos Alice apareció saltando y danzando en medio de nosotros, la muy extravagante salto por encima de todos y fue a caer en brazos de jasper, quien sonriente anunció “yo le doy un diez” ”la ganadora señoras y señores la grandiosa, la inigualable Alice Cullen” Esme, Carlisle, Emmett, Edward y yo comenzamos a reír y la casa se animó un poco…
Comenzamos a hablar de todo un poco, las típicas preguntas por supuesto, pero nada fuera del otro mundo, bueno si algo fuera del otro mundo, de repente esme salió volando de la habitacion llegó a los pocos minutos diciendo…
-Bella ¿me acompañas al comedor?- sonriendo disimuladamente me llevó hacia la cocina donde había una gran mesa color caoba y encima de aquella hermosa mesa había un plato de comida eran huevos revueltos con tocino, para serles sincera me sorprendió ver comida en esa casa pues según Edward la comida humana le parecía asquerosa y bueno cuando me mostro la comida hizo que mis tripitas sonaran y Esme rió de puro placer.
-espero que te guste- dijo mientras colocaba un vaso de jugo en la mesa- supuse que tendrías hambre.
- si muchas gracias-balbuceé –me moría de hambre-me senté con disimulo y me comí todo el plato que para ser honesta estaba riquísimo, Esme solo me miraba complacida y había una chispa que no pude reconocer, luego me preguntó:
-bella, ¿como es tu madre?
-esme, no veo a mi madre desde hace tanto tiempo, pero hay algunas cosas que me acuerdo, ella era hermosa tenía el cabello largo, liso color chocolate y sus manos eran tan lindas y suaves, no recuerdo sus ojos ni su cara pero sé que era muy bella, me acuerdo de algo que siempre me decía, algo que aunque no quiera permanece ahí… en lo más profundo…
-¿podría saber que era eso que te decía tu madre?- pregunto de repente esme, había un brillo distinto en sus ojos dorados.
-claro ella me decía “isabella, mi dulce isabella… los sueños no son más que eso… solo sueños, no son más que una falsa esperanza que se siembra dentro de tu alma y después desaparece dejando un vacio… tan doloroso… oh isabella… no vale la pena soñar”- la voz se me quebró al final, recordar esas palabras me partían el alma… mi madre, no creía en sueños, no creía en mi…
-¿había un momento dado en el cual tu madre te haya dicho aquellas palabras?
-si, ella decía aquellas palabras, cuando yo le decía que iba a viajar, que iba a ser libre, que mi mayor sueño era poder encontrar mi otra mitad, mi pieza faltante… -sollocé de dolor, y Edward estuvo ahí, a mi lado en menos de un suspiro, me abrazó y comenzó a susurrar cosas como: “tranquila Bella, mi hermosa Bella, no pasa nada linda, tranquila, te amo Bella, yo soy tu otra mitad Bella, mírame yo lo soy”
Sonreí, una triste sonrisa pero sonrisa al fin y al cabo, me solté de Edward delicadamente y me disculpe con esme por mi momento de debilidad, esme me abrazó y dijo algo como “lo siento tanto querida”
- Si tienes razon Edward, tú eres mi otra mitad, exactamente la que yo buscaba- se acercó lentamente hacia mí y me beso, ¡delante de su mamá!, me quería morir que diría esme de mi en este momento, me puse colorada como un pimentón Edward rió y me soltó, nos dirigimos a la sala y emmett y jasper estaban jugando vencidas Alice levantó la cabeza y me sonrió luego dijo cantarinamente

- Bella, ¿ apuestas?- se rió de su propio chiste

- ¿Yo? ¿Apostar? ¿contra una médium? Claro, 5 dólares a jasper- me reí y le di el billete a Alice que lo puso a un lado de los chicos jasper sonreía y confiado comenzó a derrotar a emmet, pero éste no se daba por vencido y contraatacó… una voz se escuchó de repente…

- 500 a emmett- volteé y me encontré cara a cara con la hermana de Edward, era alta y muy hermosa, cabello rubio atado en una bella y perfecta trenza, los ojos eran de un extraño naranja algo como ámbar pero no se parecían en nada a los ojos de Edward, una boca torcida aparecía en su rostro pero eso no le quitaba lo bella…

- Me retiro, no compito contra eso- miré a jasper y le hice un pucherito con la boca- lo siento jasper.

- No importa Bella, es la intención la que cuenta- dijo jasper con voz forzada- además yo tampoco apostaría por mi- se rió y todos con él menos la recién llegada que me miraba con un odio desbordante….

Al final emmett ganó y Alice dijo “eso no estaba planeado”, jasper le respondió con un beso tierno en los labios y con un “el futuro es subjetivo” emmett estaba radiante abrazo a rosalie y la besó, ella sonrió ¡que hermosa era cuando sonreía! Pero de repente se dio cuenta de que la observaba y su cara volvió a ser una mueca de odio… odio hacia mí…
- ¿Asi que esta es tu nueva mascota Edward? –rió de repente con una voz muy linda como una bella arpa, como un suspiro de ángel…
- ¡Rosalie!- la reprendió Esme- ella ahora es parte de la familia
- ¡Ja!- exclamó con ira- ¿ésta? ¿en nuestra familia? ¿en nuestra mesa dirás? Esta no se merece estar aquí, ella es solo una humana entre nosotros; ella no vale nada- revoloteó y de repente apareció delante de mí- que te quede claro querida, tu no eres ni serás como nosotros, no eres más que escoria, eres una sucia resbalosa que te has metido por los ojos de mi hermano, como tantas a las que él ha matado… no te creas especial porque no lo eres, no quieras intentar pertenecer aquí ¿oíste? He matado a tantas como tú, asi que te quede bien clarito, que si no te mato ahora es porque aun eres el caprichito de mi hermano, cuando le pase la magia tu y yo nos veremos… y te recomiendo algo “como amiga” no salgas a la calle sola, te puedes topar con algo que disgustaría a Edward- sopló en mi cara y desapareció y yo me quedé ahí como la bufón con la cara des compuesta por la ira y la impotencia, Edward me abrazó y yo me zafé de un tirón, salí corriendo de ahí …
Las palabras de rosalie sonaban en mi cabeza “eres una sucia resbalosa” “como tantas a las que él ha matado” Edward no me quería… yo no era nada para él… todo fue un juego un maldito juego… y yo caí, como la tonta humana con deseos de ser alguien, como la unica humana con una pieza faltante…
Seguí corriendo y llegué a un barrio no muy lejos de ahí, un barrio pobre, un barrio donde había un parque con columpios, estaba llorando, pero nadie me dijo nada, nadie me quedó mirando, nadie se me acercó… salvo uno
Estuve sentada en el columpio rezando, orando para que me hiciera olvidar, para hacerme morir, una voz sonó de repente…

- ¿Tú no eres de aquí verdad? – dijo una voz de un chico 15 años tal vez no levante la cara para verlo
- Tienes razon no soy de aquí tu gente y todo el mundo me llama a mí y a los míos FORASTEROS
- ¿eres un forastera?- dijo de repente con admiración, pensé que era reproche y levante la cabeza, para decirle que se largara, pero no era reproche sonreí-¿tambien eres uno de los míos?
- No, no soy forastero, pero ya me gustaría- dijo y me jalo del columpio para llevarme a una banca- ¿cuéntame, que lugares has visto? ¿cuánta comida has probado?
- ¿Te gustaría ser un forastero?- le pregunte con muchísima curiosidad
- ¡¡¡Dahh!!!, claro me gusta viajar , pero no lo hago mucho
- Tus padres no te dejan ¿verdad?
- Mi padre , mi madre murió hace 3 años
- Lamento oír eso-dije muy apenada con el pobre chico, se le veía tan inocente, tan lindo, su espeso cabello negro era corto y su piel cobriza era tan hermosa tenía los ojos oscuros como los de una noche sin luna, su sonrisa, era tan linda tan amable tan pacifica que me hizo contarle un secreto- quiero mostrarte algo- ahora fui yo quien lo jalé y él chico me siguió caminamos y llegamos a la parte más alta de aquel parque tan diminuto y tan lindo.
- Cierra los ojos- susurré y tome su mano con la mía- ahora siente el viento en tu cara ¿lo sientes?
- Si, lo siento-respondió el chico con los ojos cerrados y voz calmada
- Ahora escucha, escucha lo que te dice el viento- susurre mientras le soltaba lentamente la mano-¿escuchas? ¿Qué te dice el viento?
- Si, escucho me dice no te preocupes… te amo
Comencé a escuchar el viento como me había enseñado una joven con la que viaje por unos meses ella se fue para estados unidos y yo vine aquí, el viento me susurraba un nombre un solo nombre… Jacob… Jacob… y mas Jacob ¿quien rayos era Jacob? No recordaba haber conocido en mi vida a un chico con ese nombre conocí 5 jeremías, 3 José, 1 Josué, 6 Jimmy pero ningún Jacob, suspiré el viento se había equivocado esta vez…
-abre los ojos- le dije de repente, el chico me obedeció inmediatamente-dime ¿Qué escuchaste?
-escuche una voz que decía no te preocupes, te amo, y después nada mas- me miró confundido.
- es a voz, ese anuncio, era tu madre- sonreí y lo abrace-mi padre murió cuando era un bebe, nunca lo conocí y cuando huí de casa mi padre me hablo por el viento- el chico abrió los ojos de repente muy asombrado y se le comenzaron a llenar de lagrimas, se sentó en el pasto y se las limpió.
-mi madre me dice que no me preocupe que todo va bien, que me ama-sonrió y levanto una ceja jugando-y a ti ¿que te dijo a ti el viento?
- creo que el viento se equivoco conmigo, solo me dijo un nombre-sonreí
- ¿tambien te dijo un nombre?- dijo muy curioso el muchacho- ¿se puede saber el nombre?
- Si tú me lo dices primero…
- no vale yo pregunte primero- nos callamos y luego el dijo- ¡ya se los dos a la vez!
-ok- dije y comencé a contar- 1, 2 y 3- de nuestros labios salieron dos nombres… el dijo “Isabella” y yo dije un sonoro “Jacob” ambos nos miramos y yo le dije:
-encantada de conocerte me llamo isabella
-un placer, mi nombre es Jacob
Comenzamos a reírnos como tontos y luego él dijo- pues si el viento unió nuestros nombres ¿que quiere decir eso?
- Mmmmm… no lo sé, supongo que el viento se dio cuenta de que no sabíamos el nombre del otro y nos lo dijo es una posibilidad- dije de repente muy sorprendida de que lo que hubiera dicho tuviera sentido.
- Hay otra teoría pero necesito que cierres los ojos primero- lo hice él había sido muy gentil conmigo porque no iba a obedecerlo, cerré los ojos y lo que él hizo no me lo esperaba, el muy caradura me beso, me quede petrificada sus suaves labios se fundieron con los míos, aquellos dulces labios eran deliciosos y no dude en caer en la tentación de devolver aquel beso tan lindo que me dio.
Me soltó y yo me quede ahí petrificada sabia que este día no debía salir de casa, esta mañana me bese con un vampiro, que según yo… me amaba, y ahora me besaba con otro chico, estaba mal… terriblemente mal… tal vez rosalie tenía razon… tal vez yo si era una resbalosa, pero no podía quedarme asi. Corre, me dijo mi cuerpo… corre Bella vamos mueve tus piernas lárgate de ahí.
-yo… tengo… tengo que irme-susurré separándome de golpe de Jacob
-por favor isabella-susurró Jacob, de repente no pude mas- ¡espera!-no lo hice escuchaba claramente mientras trataba de que mis ojos no se nublaran de lagrimas algo me sujetó del brazo me detuve en seco y caí en el piso… rompí a llorar
-¡Bella!- gritó una voz de ángel
-lárgate –le susurré –déjame tranquila, eres igual a los otros, te conté todo y me hiciste eso…- seguía llorando-él me abrazó me empecé a mover bruscamente, lo empuje -¡Edward no te quiero volver a ver en mi vida! ¡Confórmate con las que has matado y déjame tranquila de una maldita vez!-le grite nadie nos miraba; Edward tenía los ojos de un dorado… un dorado muy intenso…
-escúchame Bella-dijo él sujetándome los hombros fuertemente, me levanto del suelo, desvié la mirada y mis dientes rechinaron de pura impotencia maldito vampiro super fuerte-escúchame Bella ¡yo te amo!
No… esta mintiendo me decía mil veces no volvería a caer en esa mentira- vete Edward, lo nuestro no puede ser tu eres un vampiro, yo una especie de humana incompleta… es imposible estar juntos…
-¿y si te convierto?-dijo Edward de pronto con voz débil- ¿asi me creerías que te amo? ¿Si te hiciera un vampiro como yo?
-no lo harías- dije arrastrando las palabras- tu no harías eso por mí, porque después de todo yo no soy más que una resbalosa que se te ha metido por los ojos…
De repente Edward me miró con unos ojos tristes, cansados y muertos comprendí que yo lo amaba… pero no volvería a sufrir jamás…
-entonces has creído las palabras de rosalie-dijo el de repente-le has creído a ella y a mí no…
-ella te conoce más tiempo que yo ¿Por qué me mentiría?-respondí haciendo un ademan de sentarme, que torpe eres, me decía la conciencia, sentarte ahí esperando que él te lastime otra vez tonta, tonta, mil veces tonta… no lo pude evitar…
-te escucho, después de todo esto tendrás algo que decirme ¿verdad?
-Isabella…-comenzó de repente, le corte la ilación
-soy solamente Bella ¿ok? Sigue por favor- le dije muy fría y resentida…
-Bella, rosalie tiene razon- levanté lo ojos de golpe-pero no la tiene completa, yo en mis 65 años de… existencia, he salido con varias damas… ninguna de ellas me tuvo enamorado tanto tiempo como tu me has tenido y bueno la sed me venció… terminé asesinándolas, pero contigo es diferente porque he jurado ante la tumba de mi madre que jamás te haría daño y he mantenido mi promesa… rosalie teme por tu bien por eso fue tan hosca al decirte esas palabras, cree que tal vez yo pierda el control alguna vez y te haga daño y ella no desea eso porque se siente en parte identificada contigo… porque ella alguna vez fue humana, porque ella alguna vez fue una forastera como tu… porque ella se enamoro de un vampiro… porque un vampiro la traicionó y la abandonó. Por eso Bella, por eso rosalie te asustó no quiere que tu destino sea como el de ella… por favor Bella regresa a mí, por favor Bella perdóname…
-yo… no se que decir Edward-en mi mente recordaba y daba vida a rosalie en su forma tosca y fuerte de gritarme ¿quería de verdad protegerme?
-solo di que me perdonas por favor –susurró Edward antes de besarme, su beso frío era muy distinto al que me había dado con el joven del parque, su sonrisa resonó en mi cabeza, me zafé del beso de Edward…-¿es que acaso no me perdonas?- dijo Edward con voz débil.
-no es eso, es solo que en mi momento de flaqueo hice bueno algo… que no debía hacer-dije sumamente avergonzada.
-¿te refieres al beso que te diste con ese chico del parque?- dijo Edward de repente con un tono despectivo en su voz.
-aja-dije muerta de vergüenza “trágame tierra” ”ábrete de una maldita vez y trágame”, levante la vista se estaba riendo.
-que te parece una contraoferta yo olvido tu “romántico beso con el chico del parque” si tu me perdonas el no haberte contado mi historia completa.
-la acepto en parte, si es que tu me cuentas toda tu historia con todo puntos y comas ¿Qué te parece?- dije mi contraoferta era mejor que la suya (para mí) porque él me contaría todo y yo me quedaría a su lado.
-acepto señorita swan- dijo riendo -¿quieres ir a mi casa o prefieres ir a otro lado?
-a tu casa-dije sonriendo-tengo que disculparme con todos allá ¿rosalie sigue allí?
-no, salió después que tu saliste corriendo…
-entonces vamos –sonreí y aun que parezca raro el viento seguía gritando el nombre de ese chico, de aquel chico tan lindo y tierno…seguía gritando en silencio, sólo para mi… Jacob… Jacob… Jacob… Jacob… Jacob… Jacob… Jacob… Jacob… Jacob…

4 comentarios:

  1. Me gusta mucho ese capítulo ^^ Ya he colgado el premio y su correspondiente entrada en el blog, como te prometi, pasate si quieres! un beso!

    ResponderEliminar
  2. oooooo me encanto eso del viento estuvo super te felicito

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola!!
    ¿Tienes facebook?. En mi blog "El rincón de Angy" hago un sorteo de un broche y algo más,¡Apúntate!!!

    muak

    ResponderEliminar

Comenten ^^ !!!